Redacción

Actualidad Local

“20 años” Por Maria del Carmen Gomez Valle

“20 años” Por Maria del Carmen Gomez Valle
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

20 años, se dice pronto pero es casi media vida, 20 años caminando juntas con objetivos claros, con grandes ilusiones y con el firme propósito de llevar a Talavera la Real como bandera.

Hemos hecho un recorrido fotográfico de grandes momentos vividos, nuestras tardes en la asociación, nuestras fiestas de comienzo de curso, las migas, las comidas de navidad o de la virgen del Carmen; nos hemos adentrado en los viajes que hemos hecho, asistiendo a jornadas, talleres, charlas; hemos visto fotos de algún que otro curso y también de 20 años rodando por España de concurso de paella en concurso de paella y por Extremadura en cada concurso de garbanzos; hemos visto fotografías de nuestra colaboración con el Ayuntamiento y con las asociaciones que nos lo piden, pero entre todo esto hay algo que no está en fotos, hay momentos que no pudieron ser captados por la cámara y esos momentos fueron casi al empezar su andadura esta asociación.

Recuerdo ese fatídico noviembre de 1997, cuando una gran riada sesgó muchas vidas y destruyó todo lo que se llevó a su paso; recuerdo destrucción, miedo, lágrimas y mucho dolor; pero al lado de todo esto, recuerdo la solidaridad humana al llamamiento, recuerdo una asociación totalmente inundada de ropa, calzado, productos de aseo personal o productos de limpieza; recuerdo gente totalmente volcada y recuerdo nuestro pueblo vecino, Balboa, hecho un lodazal; recuerdo otro llamamiento, de momento conseguimos cepillos, fregonas, lejías y todo lo necesario para ayudar, recuerdo una llamada, era Trini, ponía a nuestra disposición un autobús para llevarnos a todas y recuerdo como nos acogió un pueblo y su alcalde a la cabeza. Después de eso todo fue quitar lodo, lodo y más lodo bajo la lluvia, simplemente ayudando. Ahí me di cuenta de la esencia de la gente.

En el año 1998, nos fuimos a Hontalbilla a un concurso de paellas, no sabíamos de qué iba la cosa, no teníamos ni paellera, un simple perol nos acompañaba, no sabíamos que se decoraban las mesas y por no saber no sabíamos ni que había que llevar sillas y mesas, pero allí estábamos y de allí nos vinimos con el primer premio, no podíamos creerlo. Y fue allí donde conocimos a ese gran ser humano llamado, Loyola de Palacios, le gustó nuestro gazpacho.

A partir de ahí, cada año, un lugar, una provincia, un nuevo destino y cada año mejorando, haciéndonos más grandes, colaborando unas con otras y llevando este nuestro pueblo como la bandera más grande que tiene una que honrar. En el año 2012 nos fuimos a Güejar Sierra en Granada y volvimos a traer tan preciado premio y el año pasado a Fregenal de la Sierra donde nos dan el premio a la excelencia. GRACIAS a todas y cada una que siempre creísteis en mi y me ayudasteis en cada idea, gracias a todas las que supieron captar esa idea y hacer todo lo que se hizo, gracias a todas y cada una y, hoy, como mención especial a las dos cocineras que lo consiguieron, Paqui y a ti, Nora por tantos años sin dejarme sola ningún día, por no decir nunca que no, por tu genio endemoniado, por acompañarme cada día para que no esté sola, por tu mano amiga, gracias por tu hombro y tus consejos y bienvenida Hachi porque en Fregenal a pesar de ser tu primer año como cocinera lo conseguiste y con la paella y la decoración premio a la excelencia. Sin olvidar a la maestra de los dulces, Conchi Barrera, que emprendió su último viaje, pero que nos dejó a su mejor alumna, M. Tina, que junto con Pepa y María han sido las maestras dulceras.

Muchos kilómetros juntas, muchas horas juntas, muchas risas y también muchas decepciones, pero sin duda, 20 años plenos, llenos de satisfacciones y también de momentos muy duros porque mientras pasaban los años, había gente que se iba quedando en el camino, gente que emprendía su último viaje y nos quedaban aquí, huérfanas de su presencia y hoy no puedo enumerarlas, pero si las llevo a todas en mi corazón, cada una de ellas, fue un duro mazazo y como alguien muy especial, solo nombraré a mi amiga, Matilde Tagle, porque para ella lo primero era Talavera, salía un curso, me llamaba; había un viaje, me llamaba y no dejo de comprender que éramos su pueblo favorito. A todas ellas en este día tan especial, nuestros recuerdos más sinceros y una gran lluvia de besos al cielo.

Toca el momento de dar las gracias, voy a empezar por los alcaldes que tuvimos en estos 20 años y que nos ayudaron, cada uno, de la mejor manera posible o como mejor supieron hacerlo, no voy a enumerar cada agradecimiento, cada uno sabe lo que hizo y cada uno tiene nuestra más sincera gratitud en cada detalle, desde Juan Luis, en cuyo mandato y gracias a unas jornadas de la mujer, esta asociación vio la luz, pasando por M. Carmen, Monse y Manoli en la actualidad. Nuestro agradecimiento más sincero y decirles que aquí seguimos, siempre dispuestas para el bien de este nuestro pueblo.

A Juana Borrego, presidenta de FEMUR, Federación Nacional de la Mujer Rural, que decirte, muchas de esas fotos, son actos organizados por FEMUR, cada concurso de paellas, cada jornada con distinta temática, la feria de Segovia, etc, etc son producto de vuestro trabajo por todas y cada una de las mujeres del mundo rural que conforman todo el entramado de FEMUR, gracias por todo y por tanto.

A toda la corporación de Talavera, que está haciendo posible que sigamos ahí en ese lugar que es nuestra casa y que en su día nos ofreció Monse, gracias por creer en nosotras, por llamarnos cada vez que nos necesitáis y por estar ahí cada vez que nosotras os necesitamos para algo, en este caso, agradecimiento especial a Manoli por confiaractualmente en cada evento donde nos llama para dar la talla. Las paellas para 300 personas se van a hacer nuestra especialidad.

 

Gracias a la peña del cante y la del Real Madrid que siempre nos tienen en cuenta para sus eventos y siempre nos llaman;  gracias Victor Piriz porque gracias a tus carreras nuestros dulces son famosos, gracias a ellas seguimos colaborando, haciendo camino y gracias porque encontrar en un joven de 19 años la lealtad y los valores unidos es difícil y en ti los encontré, siempre serás mi niño, aunque ya pases los 40.

Gracias a mi hermano Yino, siempre estuvo ahí, un equipo de música, otro equipo, unos cables, una carpa, una instalación aquí, una luz allí, este evento, estas paellas o las otras, siempre estuvo, nunca me dijo no, gracias.

Gracias a mi familia que siempre fue la sufridora de mis horas de asociación, gracias a su apoyo y a su condescendencia yo pude seguir.

Gracias a todas y cada una, a las que estáis y a las que faltan, a las que me quieren y a las que no me quieren, a las que me soportan, a las que me animan , a todas en general muchas gracias, sin todas, NO HUBIERA SIDO POSIBLE.

UN ABRAZO

M. CARMEN GÓMEZ VALLE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *