Redacción

Historia

“Marcas de albañiles” Por Antonio Gomez y Cristobal Cansado

“Marcas de albañiles” Por Antonio Gomez y Cristobal Cansado
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

 igual que los pintores, escultores, bordadoras, tapices y alfombras y otros artistas dejan su firma en su obra, los albañiles decidieron, en su momento, hacer lo mismo y quedar su marca o su símbolo en algún sitio visible de la construcción. 
Lo mismo hacían los canteros, persona que se dedica a cortar piedras, en sus bloques ponían una marca, una inicial, un símbolo, un animal, etc. que les identificaba como autores de esa pieza granítica o de mármol. Estos quizás sean los más conocidos en lo que se refiere a la construcción. Pero en nuestro pueblo no es habitual que se construyera con piedra, sobre todo porque no hay canteras en nuestro entorno. Aún así tenemos algunos ejemplos de construcciones en piedra, la iglesia, alguna portada adintelada, umbrales, salva-ruedas en las puertas falsas y poco más. Y por más que expertos y estudiosos en la materia han venido a buscar marcas de cantero, no han conseguido encontrar ninguna en las pocas piedras que tenemos en nuestros edificios.
Es por la falta de canteras de piedras por lo que las construcciones más propias de nuestro entorno están hechas de adobe, cemento, cal, ladrillo. Y nuestros afamados albañiles, dejaron su firma en el cemento aún fresco. Llevamos años buscando y fotografiando todas estas marcas de albañiles. Algunas de muy difícil acceso porque para poder hacer la foto tenemos que meternos en casa ajena, desde las calles no se ven o no tenemos ángulo para poder hacer la foto o leer bien lo que pone.
Aún así algunas tenemos. Y como todo en la investigación y el estudio de la vida pasada, teníamos que haber empezado hace mucho tiempo porque las obras, reformas y demoliciones van destruyendo estas curiosidades. Como la que usamos para ilustrar este artículo, que casualmente hicimos la foto mientras los albañiles subían un tabique, se ve en la parte inferior derecha, y quedó totalmente oculta.
Las firmas las hay de muchos tipos.
Normalmente se componen del nombre y primer apellido del albañil o maestro, a veces acompañado de los nombres de la cuadrilla, y la fecha en la que se estaba haciendo la obra. Hay variaciones, el nombre solo; otras veces el nombre se sustituye por iniciales; solo iniciales o nombres sin fecha, también las hemos vista con el garabato que se hace para firmar…
Hay algunos casos en los que no aparecen nombres y en lugar de estos encontramos un símbolo (el caso más bonito es el que se ve en la calle Badajoz, en el lateral de una chimenea, en la que aparecen 4 flores de lis y encima la fecha, 1884) Desconocemos el significado de estas 4 flores de lis, lo más probable es que sea un dibujo que le gustaba al maestro y lo ponía en sus obras.
Otro caso muy especial es el que se encuentra en la travesía de la calle Real a la Plaza de las Beatas, también sobre una chimenea. No hemos podido descifrar que puede ser este dibujo, marca o señal. Hemos pensado en un escudo, o un dibujo esquemático, está muy borroso, pero aun se pueden distinguir las líneas o la forma que recuerda también a una corona. Si pasáis por allí echáis un vistazo y a descifrar su significado.
También está el modelo de la foto que acompaña el artículo. Toda una firma, nombres, sin apellidos (Pedro Juan y Serafín), y fecha ( Año 1942) todo en recuadro, y en la parte inferior una copla: estrofa de cuatro versos de ocho sílabas (cuarteto), con rima consonante los pares. Aunque se puede leer bien os lo transcribimos aquí:
“Gaona con el Capote,
los Gallo en Vanderilla,
Belmonte con la muleta
el Delirio de Sevilla”.
Este ejemplo es muy raro. No hemos encontrado ningún otro tan completo, con tanto escrito. Y también muy poco frecuente por estar escrito sobre una pared. Este grafito estaba en una pared de la calle D. Ramón. Y como hemos apuntado antes estaba siendo ocultado por un tabique en el momento que tiramos la foto. Por poco!!!!!
Lo más habitual es que firmaran sobre alguna parte de las chimeneas (algo así como intentando hacerse publicidad, o mostrar enorgullecimiento por la obra hecha, o dejar un rastro o recuerdo para la posteridad) por ser el lugar más visible, por la altura que alcanzan estas chimeneas y lo bien que se ven desde la distancia, pero también hemos visto marcas en el suelo, en las paredes, de todas las fechas (de hecho, actualmente, también hay albañiles que estampan sus iniciales o nombres en sus obras, aunque no tan habitualmente como hace algunos años).
La técnica es la más sencilla, sobre el barro, el cemento, la mezcla, la cal, el yeso, aún fresco, con el dedo o con cualquier instrumento acabado en punta, se trazan las letras, los números y los dibujos. 
Seguimos a la busca y captura de la imagen de una chimenea u obra con marca. Así que si no os importa, le hacéis una foto, me la pasáis por messenguer, o comentáis dónde está y voy a hacerle la foto. Porque con el paso del tiempo estas firmas van a desaparecer. Las últimas las de las chimeneas dobles de la antigua casa cuartel de la Guardia Civil en la calle Soeta. A esa sí que llegamos tarde. 
Ya sabéis a buscar firmas de albañiles. Y a pasarme la información. Gracias.

Cristóbal Cansado y Antonio Gómez. Abril de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *