ANTONIA ARROBAS PÉREZ. TALAVERA LA REAL (BADAJOZ) 1858. ( Por Antonio Gómez y Cristobal Cansado)

ANTONIA ARROBAS PÉREZ. TALAVERA LA REAL (BADAJOZ) 1858. ( Por Antonio Gómez y Cristobal Cansado)

Ya en varias ocasiones nos piden que ampliemos la información sobre nuestra paisana. La primera mujer que consiguió que se le concediera la validez de los estudios de enseñanza secundaria en España. Y decimos que se le concediera porque en aquella época las mujeres no tenían reconocido este derecho, como muchos otros. Y casualmente nuestra paisana lo consiguió. A partir del de ella, fueron reconocidos más títulos en toda España.


Antonia nació en Talavera la Real el día 17 de enero de 1858, fue bautizada en la parroquia de Ntra. Sra. de Gracia el día 18 por el presbítero D. Juan Físico y Marín, con autorización del cura propio D. Manuel Álvaro Rubio. Hija de Juan Arrobas y de María de Gracia Pérez. Nieta por parte de padre de Agustín Arrobas y de María del Pilar Pérez. Por parte de madre, nieta de José Pérez y de Isabel María Corzo, todos naturales y vecinos de Talavera la Real. Fue su padrino su abuelo paterno Agustín Arrobas. Le pusieron de nombre Antonia Jesús.


De joven marchó la familia a vivir a Huelva. Su padre era carpintero, por lo que se especula que fuera a trabajar a los astilleros del puerto de esa ciudad.
Como ya comentábamos en la introducción, las mujeres solo tenían reconocido el derecho a la educación primaria. Una educación encaminada a las mujeres que contemplaba las más elementales nociones de lectura, escritura, aritmética pero completada la jornada con nociones de cocina, costura y labores. Y poco más.
Si las jovencitas tenían más aspiraciones e inquietudes se encontraban con un vacío legal que les impedía continuar. Pero sabemos que había mujeres muy cultas y preparadas en aquellos años y en siglos anteriores. La explicación es muy lógica. Estos estudios y conocimientos los adquirían con “clases particulares” y privadas, que recibían si el hogar en el que nacían tenían posibles económicos y/o inquietudes en que sus hijas recibieran esa educación.


En el caso de Antonia, era nieta por parte materna de D. José Pérez Tienza, labrador hacendado que ocupó cargos municipales (Juez Municipal). Sus tías maternas, Antonia, casada con D. Joaquín Sama Vinagre, profesor catedrático en el Instituto de la Rábida en Huelva, jefe de estudios de la Institución Libre de Enseñanza en Madrid. Su tía materna Isabel, casado con D. Faustino Naharro Pérez, abogado, político, alcalde de Talavera… Su tío materno José también agricultor hacendado, fue alcalde de nuestro pueblo. Toda esta familia de los Pérez Corzo vivían en la calle San José. De la familia paterna, no tenemos tanto conocimiento, pero suponemos que emparentada con los Arrobas, también labradores hacendados y que ocuparon cargos de relevancia en la administración local. 


Es lo que ocurrió con nuestra paisana. Se crió en un ambiente familiar que potenciaba la cultura, la educación, el conocimiento. Y es por lo que recibió una educación más avanzada y que le permitía acceder a una titulación que las leyes existentes le impedían.
Vayamos por partes. Cuando Antonia Arrobas llegó a Huelva se encontraba como profesor del Instituto La Rábida su tío Joaquín Sama Vinagre, profesor de filosofía. Es con él con quien empieza los estudios particulares y, suponemos que el gran impulsor de todo este proceso. (Es probable que el traslado de la familia a Huelva se deba a la intercesión de D. Joaquín, que les buscaría una oportunidad mejor para salir adelante). 
El caso es que el 15 de marzo del año 1871, cuando tenía 13 años, solicita oficialmente a la Dirección General de Instrucción Pública de Sevilla (de la que dependía el Instituto de Huelva) que se le reconocieran oficialmente los estudios que había hecho de forma particular. Pero al final fueron las autoridades académicas las que tuvieron que tomar la decisión, apoyando la propuesta su tío Joaquín Sama Vinagre, de Horacio Bell, director del Instituto de Huelva, del rector de la Universidad de Sevilla: D. Federico de Castro y Fernández.
La resolución se tomó con un Orden de fecha 27 de mayo de ese mismo año en el que se le aprobaba su solicitud, y aunque se le impedía ir a clase con los demás alumnos, sí le permitía acudir a los exámenes. Tendría que seguir estudiando de forma privada.
Sus primeros exámenes tuvieron lugar el 13 de junio de 1871. En el Instituto de Huelva se conservan algunos de sus exámenes, así como la documentación que tuvo que presentar, oficios e instancias de solicitud. Un buen expediente que se puede consultar on line.
A partir de esta fecha, concretamente el 2 septiembre de 1871, la alumna Maria Elena Maseras y Riera, conseguía que el rector de la Universidad de Barcelona emitiese una orden concediendo, igual que a Antonia Arrobas, pudiera estudiar de manera privada y examinarse acudiendo al instituto sólo para hacer las pruebas. Les siguieron en 1872 Clara Costea Franco, en 1873 Elena Rodríguez Castiñeira…
A partir de esta fecha se le pierde la pista. Sólo tenemos conjeturas, si estudió en Huelva, o en Cádiz o en Sevilla, si fue doctora o maestra… lo cierto es que no sabemos más.


Nos han consultado muchas veces, por si nosotros dispusiéramos de más información de la que aquí exponemos, pero lo cierto es que no.
Hasta que, hace poco, nos cruzamos con unas publicaciones en la prensa de la época. Concretamente en el diario la Región Extremeña de 15 de noviembre de 1896 aparece una noticia que da cuenta de la grave enfermedad que padece Doña Antonia Arrobas Pérez, esposa de D. Demetrio Sama y residentes en San Vicente de Alcántara. 
En el mismo diario de fecha 19 de noviembre se nos informa del fallecimiento de Dª Antonia Arrobas, y en el de fecha 21 de noviembre una carta de D. Antonio Cornejo narra el sepelio de nuestra paisana en San Vicente de Alcántara.
Con estas noticias de la Región Extremeña podemos completar un poco más su biografía.
Sabemos que se casó con su primo D. Demetrio Sama Cepeda, sobre diciembre del año 1894 y que la pareja tenían previsto mudarse a vivir a San Vicente, objetivo que se vio truncado por los acontecimientos que ahora narramos (Dónde vivían? en Huelva?). También hemos podido saber que murió de fiebre puerperal, posiblemente ocasionada por parto o aborto, al que no sobrevivió tampoco el bebé.Tenía 38 años.


El entierro tuvo lugar el día 20, como decíamos, en el cementerio de San Vicente de Alcántara. El cortejo fúnebre salió del domicilio donde se encontraba viviendo el matrimonio en la calle Cervantes. Siguió el recorrido e hizo una parada en la Plaza que el pueblo de San Vicente le tenía dedicada a D. Joaquín Sama, como un homenaje o reconocimiento a la persona que hizo tanto por la formación de esta mujer. Desde la puerta del cementerio hasta la sepultura, llevaron el féretro: D. Demetrio Sama, su hermano Santos, Valentín (hijo de D. Joaquín Sama) y Arrobas (primo de Dª Antonia).
En ese mismo cementerio se encuentra también la tumba de D. Joaquín Sama.


Foto 1. Examen y firma de Antonia Arrobas Pérez para obtener el título.Foto 2. Azulejo instalado en el Instituto La Rábida de Huelva para conmemorar y homenajear a nuestra paisana.
Compartir con vosotros lo que vamos entresacando de Talavera la Real, lo más importante.Y sigamos teniendo precaución. Vienen días difíciles.
Cristóbal Cansado y Antonio Gómez. Diciembre de 2020. 

Responde

Your email address will not be published.